Adicción a fármacos

INTRODUCCIÓN

La drogodependencia viene considerándose desde la década de los setenta una  epidemia y uno de los graves problemas sociosanitarios debido al coste que representa en términos de vidas, descenso de la productividad laboral, etc.

 En pro de su utilización se puede argumentar en que pueden evitar en algunos pacientes el desarrollo de adicción.

En relación con la dependencia a los fármacos , la ansiedad se considera un estado de amenaza que excede unos límites que se consideran razonables. Ésta produce cambios fisiológicos que pueden provocar una complicación en el paciente medicamente comprometido.

Existen diversas técnicas para disminuir el grado de ansiedad en los pacientes, pero en aquellos donde el grado de ansiedad es muy alto tendremos que recurrir a la utilización de fármacos ansiolíticos o sedantes, por ello se debe llevar un uso controlado de estos fármacos para no llegar a su dependencia.(Lukas,E.;2007)

Delincuencia por droga y su fase de reinserción

  1. INTRODUCCIÓN

La primera hipótesis postula que “la droga causa delincuencia”  y asume que el consumo de droga precede a la delincuencia y que es la necesidad de consumir la droga lo que genera, en gran medida, la necesidad de delinquir. Es decir, se trata básicamente de la hipótesis de la necesidad económica. Esta hipótesis se asienta en dos argumentos: el primero se refiere a que es el elevado coste de las drogas ilegales lo que lleva al adicto a que, para mantener su nivel de consumo y evitar los efectos indeseables de la retirada, realice delitos que le generen ingresos; y el segundo de menor importancia sugiere que los efecto psicofarmacológico de las drogas incrementan la probabilidad de que el consumidor se involucre en actividades delictivas fundamentalmente  delitos violentos.  (LOPEZ, 1993)

Las variables seleccionadas para indicar el impacto delincuencial son las siguientes: delitos y detenidos por tráfico de drogas, cantidad de sustancias incautadas (kilos y unidades) muertes por sobredosis, denuncias, consumo público y tendencia ilícita y tratamiento de deshabituación. (ECHEBURÚA, 2016)

Adicciones sin sustancias

Autores: Zapico Segado, Belén; Postigo Dovao, Victoria; Conepción Alfonso, Paola; Mendoza Giraldez, Silvia; Santos Muñoz, María.

IMG 20170108 WA0048En la actualidad, cuando se habla de adicciones, de manera automática lo solemos relacionar con el consumo de ciertas sustancias ya sean químicas o drogas, tales como el alcohol, tabaco, cocaína…
Pero la realidad se presenta bien distinta; ya que el concepto de adicción lo podemos asociar a conductas y/o comportamientos, que en función de la fuerza, y el dinero que se invierta, entre otros factores, puede convertirse en perjudicial llegándose a convertir en una adicción. Hablamos por ejemplo de la adicción al juego (ludopatía), a las compras, al sexo, a internet…
Y, ¿sabemos de lo que se trata dicha conducta adictiva?
Podríamos decir que una conducta se convierte en adictiva cuando la persona que la ejerza deje de tener control sobre sus propios actos, pasando así dicho control al “objeto que se desee” privando al sujeto de su capacidad de decidir cuánto tiempo y dinero invertir en el objeto o conducta.
Por tanto, se podría hablar de ésta desde el momento en el que una conducta se vuelve predominante en el día a día de una persona, convirtiéndose en el eje central de la vida de éstas mismas, privándoles de este modo a actuar libremente y en casos extremos puede incluso apoderarse de la identidad de cualquier individuo. Así, una persona adicta a los juegos de azar es etiquetado antes como ludópata que como el rol que ejerce su vida privada ya sea hijo, o bien padre de familia.
Adicción al sexo (hipersexualidad):
La adicción al sexo es un comportamiento excesivo de la vivencia sexual. Aquí se considera tanto la frecuencia como el deseo incontrolado del sexo o la experiencia individual como algo presente.

Adicciones

El problema de adicción ya sea con o sin sustancias es una problemática que afecta a la población onubense. Actualmente la edad de inicio ha descendido peligrosamente. A los 16 años o incluso antes se empieza a ingerir bebidas alcohólicas y sobretodo cannabis. Generalmente, dicho colectivo acude al SPDA tras ser sancionados por consumir en plena calle.
Esta problemática le concierna a la mayoría de la población, ya sea directamente o indirectamente.
Como respuesta a la alarma social en relación a esta problemática, en 1985 aparece el primer plan andaluz sobre drogas, los consumidores eran exclusivamente de heroína; Sin embargo en la actualidad el perfil es de lo más variado. Actualmente Quienes acuden al SPDA principalmente son consumidores de alcohol asociado a la cocaína y la población joven que además de lo anteriormente comentado acuden por adicciones comportamentales.
El perfil del SPDA es varón aproximadamente entre 20-30 años que asiste por consumo de cocaína asociada al alcohol, se destaca que el porcentaje de la mujer cada vez va siendo más parejo. Huelva capital está agrupada en 5 distritos y todos estos están equiparados. Se destaca la zona de los Rosales donde existe una mayor visualización de problemáticas de alcohol en mujeres.