El papel del Trabajo Social en Prisiones

DSCN9788El trabajo Social en cárceles, juega un papel muy importante dentro de los ámbitos de actuación profesional de un trabajador social. Las instituciones
carcelarias, según el trabajo social, es un ámbito para la modificación de conductas y la ocultación temporal o permanente de personas que
amenacen la convivencia social bajo un medio libre.
El propósito del trabajador social con los reclusos es el lograr alcanzar la reinserción social del individuo, con el fin que éste tome conocimiento e
identifique las circunstancias que originaron su conducta delictiva y las consecuencias derivadas de la privación de la libertad.
La tención prioritaria de los trabajadores sociales esta centrada en resolver la problemática socio-familiar que ha desencadenado su ingreso en prisión.
Proporciona información y asesoramiento en general, median en la restauración de los vínculos familiares deteriorados o rotos para tratar de
favorecer la reinserción social del interno. También son los responsables de propiciar la inserción laboral de aquellos reclusos cuya situación
penitenciaria les permite acceder al trabajo. El tiempo en prisión ha de servir para reeducar, reinsertar y preparar para la vuelta en libertad.
En la vida de los establecimientos penitenciarios tienen lugar una serie de actividades que, de una forma u otra, facilitan y complementan el proceso
de tratamiento.
Los establecimientos penitenciarios deben ser un espacio donde el interno encuentre motivaciones en positivo para su futuro retorno a una vida en
libertad. Habrá de ser un lugar donde adquiera nuevos valores, donde aprenda sobre el respeto que debe a los demás y que le deben a su vez los
otros, y donde halle las sendas adecuadas por las que conducir su vida, y a través de las cuales regresar a la sociedad.
El trabajador social debe estimular a lograr desarrollar un ambiente al encuentro y al intercambio para facilitar el camino a la superación de
conflictos, teniendo como base principal la responsabilidad al dialogo. Otro enfoque a el cual va dirigido los servicios de un profesional de trabajo
social dentro de una institución carcelaria es: la socialización institucional o integración adaptativa de la entrada del individuo a la cárcel, ya que el
recluso se enfrentara a la falta de coherencia interna entre los integrantes de una institución, los intereses contrapuestos, humana ausencia de
coordinación de las actividades y los criterios de compresión del hecho social que erige en la figura del detenido.
Éste profesional, en el ámbito carcelario, también trabaja en ¨casos de reclusos hospitalizados, orienta para el trámite de divorcio, inscripción de
nacimiento de hijos, y en caso de fallecimiento o enfermedad grave de un familiar directo del interno debe realizar las gestiones correspondientes a
tales circunstancias. En ocasiones, las funciones de los trabajadores sociales en el ámbito carcelario enfrentan unos ciertos problemas que
imposibilitan el completo desarrollo profesional de los mismos.

CENTRO PENITENCIARIO DE HUELVA
Este centro penitenciario se pone en servicio en el año 1996 , se construye en una superficie de 78.850,00 m2.
Dentro de este centro penitenciario se encuentran dos módulos que están en dos plantas:
• Parte de arriba: Habitaciones
• Parte de abajo: Zonas comunes ( comedor, aseos, sala de conferencias..)
Las celdas suelen ser individuales o de dos máximo y están separados hombres y mujeres.
Los módulos de hombres están separados en diferentes grados, el de las mujeres no ya que suelen delinquir en menor grado y solo hay un módulo.
Existe un módulo de respeto en los que se encuentran aquellos internos/as que se compromete en una serie de objetivos.
Además existe un locutorio. A través del cual se tienen un encuentro a través de un cristal vigilado. Pero existen otros tipos de encuentro como el
vis a vis que es en una sala (cara a cara).
Los presos realizan una serie de trabajos durante su periodo en prisión, como el trabajo en la cocina, en la panadería, en la
lavandería..
Realizan algunas actividades como en Huelva el camino del Rocío para suavizar la institución total.
En Huelva también nos encontramos con el CIS (centro de inserción social) aquí van destinados los internos o internas que cumplen su pena en régimen abierto o que se encuentre en un proceso avanzado de inserción, que están en situación de libertad condicional o cumplen medidas alternativas a la pena como trabajo en beneficio de la comunidad. Se gestiona por tanto desde estos centros una pluralidad de modalidades, formas y fases de condenas que requieren medios de control y seguimiento idóneos.
Para el cumplimiento de sus fines, los CIS cuentan con 3 trabajadores sociales y un equipo de psicólogos que desarrollan la actividad penitenciaria y los programas de tratamientos destinados a favorecer la incorporación social de las personas que en ellos residen. Este equipo de profesionales se corresponden con una relación de puestos de trabajo especifica para cada CIS.
En el CIS el trato con los internos es mucho mas cercano que en la cárcel ya que todos los días los profesionales pueden permitirse acceder a hablar con ellos y poder así tener un mayor seguimiento.
En el centro nos encontramos con un modulo donde se encuentran los presos y un patio donde estos pueden salir. Algunos de los presos tienen permitido salir los fines de semana desde las 9 de la mañana con su correspondiente pulseras telemáticas y con la condición de llegar de nuevo al centro a las 9 de la noche.
Los permisos de salida extraordinarios tienen en la Institución Penitenciaria un fin humanitario, buscan calmar la ansiedad del penado originada por
graves acontecimientos familiares.

Autores: