Dependencia en la Tercera Edad

1. Introducción.

1.1 Introducción al colectivo.

Las personas en situación de dependencia son aquellas que, de forma permanente y por motivos de edad, enfermedad o discapacidad, precisan de la atención de otra persona para el desarrollo de actividades de la vida diaria como el cuidado personal (Junta de Andalucía, Dependencia).

Cuando llegamos a mayores, son muchas las causas que nos pueden llevar a estar ligados a otras personas por estados de falta o pérdida de autonomía física, psíquica o intelectual. No obstante, esto puede suceder a cualquier edad ya que hay varios tipos de dependencia y que se pueden presentar en diferentes grados.

Personas mayores de 65 años vivienda solas

portada1. INTRODUCCIÓN
El aumento de la esperanza de vida, la caída de la fecundidad, junto con el desarrollo del Estado del bienestar y las diferentes políticas sociales han permitido que cada vez este grupo de población sea más numeroso e importante. En la actualidad, el 14’6% de la población en Andalucía, (estadísticas obtenidas de los gráficos realizados) tiene más de 65 años. La gran mayoría de esta población suele vivir sola en sus propias casas o bajo el cuidado de sus hijos o familiares. (Juan López Dobles)
1.1Calidad de vida.
El hecho de alcanzar una determinad edad afecta al modo y condiciones de vida de la persona, y, en definitiva, a su calidad de vida. En dichos cambios influyen diversos factores: físico, familiares, sociales, económicos, de salud… Todos estos factores, unidos, desembocan, en muchas ocasiones, en el internamiento en una Residencia de ancianos (María Pía Barenys).
1.2. Residencias y viviendas
Una de las salidas más comunes son las residencias, las cuales ofrecen diversas ayudas y actividades. Aunque la mayoría de los ancianos mayores de 65 años viven en su propia casa, lo hacen acompañados por su pareja y/o algún descendiente o en solitario.